Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Literatura’

When the individual feels, the community reels.

Aldous Huxley, “Un Mundo Feliz”.

Read Full Post »

Sin esperanza

Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate.

Inscripción en las puertas del Averno, La Divina Comedia de Dante Alighieri.

Read Full Post »

Horn & Hoof

  1. Whatever goes upon two legs is an enemy
  2. Whatever goes upon four legs, or has wings, is a friend.
  3. No animal shall wear clothes.
  4. No animal shall sleep in a bed.
  5. No animal shall drink alcohol.
  6. No animal shall kill any other animal.
  7. All animals are equal.

Principios del animalismo, Rebelión en la granja de George Orwell.

Read Full Post »

Para este viaje no necesito alforjas

Tengo pendiente desde hace un buen tiempo publicar una entrada sobre esto, y la última entrada de Jaime en su blog me lo ha recordado. Así que allá va.

Un gran tipo llamado David Vázquez, ha publicado recientemente su primer libro, titulado “Para este viaje no necesito alforjas“. Se trata de su primer libro, un libro de poesía que, por lo que parece, está teniendo muy buena aceptación. Yo, por supuesto, me agencié una copia en cuanto me enteré de su publicación, aunque desgraciadamente aún no la tengo en mis manos y, por tanto, no he podido leerla.

El día 24 de abril a las 20:00 se realiza la presentación oficial en Madrid, en el Teatro Tomás y Valiente de Fuenlabrada. Si alguien quiere una copia, que se ponga en contacto con David en esta dirección.

Para este viaje no necesito alforjas

Portada del libro

Read Full Post »

El cálculo de Dios

El cálculo de Dios

Aprovechando la gran cantidad de tiempo para leer que ofrece un viaje en avión, entre esperas en la terminal, el vuelo y demás incomodidades; he terminado de leerme este interesante libro de Robert J. Sawyer, que comencé a leer hace poco.

En general, yo diría que se trata de un libro muy recomendable, pues es corto y de fácil lectura, si bien no es ninguna obra maestra y puede resultar un pelín decepcionante si tus esperanzas en la historia eran muy altas, como era mi caso. La historia presentada es la de Thomas Jericho, un paleontólogo del museo de Ontario (Canadá) que se ve envuelto, casi por casualidad, en una situación de primer contacto con una peculiar forma de vida extraterrestre que pretende, nada más y nada menos, que buscar pruebas de la existencia de Dios.

Como novela de primer contacto no es ninguna maravilla, pues la circunstancia del encuentro es apenas un accidente en el devenir de la historia. Además, se da la cómica circunstancia de que el extraterrestre se presenta hablando en perfecto inglés, y de que comprende la mayoría de las emociones y los comportamientos humanos. Por lo visto, los aprendió viendo la televisión (espero que no fuera la española xD). Si alguien busca simplemente una buena historia de primer contacto, sin duda éste no es su libro, y debería revisar alternativas como el soberbio “La paja en el ojo de Dios“.

El libro sí gana bastantes enteros en cuanto al contenido de divulgación científica, pues trata muchos temas bastante interesantes, aunque sin profundizar demasiado en ninguno de ellos, supongo que para evitar marear al lector con datos farragosos. A este respecto, se presentan muchas supuestas pruebas de la existencia de Dios -gran parte de las cuales son argumentos habituales de los partidarios del diseño inteligente-, aunque se parte de unos teóricos avances científicos extraterrestres que la humanidad aún no posee, en concreto una teoría válida del todo unificado que apoyaría su tesis de la existencia de un diseñador en el Universo.

Sin embargo, el Dios presentado por los extraterrestres no es un Dios personal, omnipotente y -valga la redundancia- divino en su perfección, como nos lo presentan la mayoría de las sectas religiones actuales; sino más bien una entidad viva, extremadamente longeva (más que el propio Universo), que simplemente ajustó unos determinados valores en el Universo para que la vida surgiera por sí misma. No se trataría, pues, de una entidad sempiterna, ya que tuvo un principio; ni tan siquiera eterna, pues se da a entender que tendrá un final. Se trataría, ni más ni menos, que de un diseñador inteligente, pero no un Dios al uso.

Pero la parte que más me ha decepcionado con diferencia ha sido el final. No entraré en detalles porque supongo que alguien querrá leerse el libro, pero me esperaba algo… completamente diferente. O nada en absoluto, pues creo que recortando uno o dos capítulos, el cierre del libro habría sido más interesante, aún dejando la historia abierta en parte. Da la sensación de una chapucilla escrita expresamente para cerrar la historia, y es precisamente esa celeridad de los acontecimientos finales la que choca enormemente con el lento ritmo del resto de la historia.

A pesar de todo, creo que es un libro bastante recomendable o, como mínimo, muy interesante de leer.

Read Full Post »

La verdad

– ¿Cuántos dedos hay aquí, Winston?
– Cuatro.
– ¿Y si el partido dice que no son cuatro sino cinco? Entonces, ¿cuántos hay?
– Cuatro.

George Orwell, “1984“.

Read Full Post »

El curioso incidente del perro a medianoche

Hoy mismo he terminado de leer (en una de las frecuentes, eternas e insidiosas averías del Metro de Madrid) este interesante y curioso libro. Es un libro muy, muy corto y muy fácil de leer, que en un par de días puede terminarse perfectamente. Su autor, Mark Haddon, realiza con esta obra su primera y exitosa introducción en la literatura para adultos, tras largo tiempo dedicado a la narrativa dirigida al público infantil.

Lo más llamativo del libro es el estilo narrativo, pues no obstante está relatado en primera persona por su protagonista, un niño de quince años un tanto especial. Christopher es un joven que sufre una forma leve de autismo conocida como síndrome de Asperger, siendo una de las características de esta enfermedad la ausencia de la capacidad para comprender el estado emocional y cognitivo de las personas que le rodean.

Además, y aunque tampoco se menciona en ningún momento en el libro, me parece detectar (que conste que no soy ningún experto en el tema) también algún síntoma del llamado síndrome de savant, como la gran facilidad para realizar complejos cálculos mentales o la memoria fotográfica. En el resto de los aspectos, y obviando sus evidentes problemas con las relaciones sociales, parece un chico inteligente, si bien esto puede ser debido a la alta capacidad de concentración de las personas con Asperger.

Así, y desde la perspectiva del propio Christopher, iremos viendo cómo se desarrollan una serie de acontecimientos iniciados con la muerte de Wellington, el perro de una vecina de su calle. A través de los diálogos y las observaciones, el lector puede comprender el evidente dolor ante ciertas circunstancias de las personas que rodean a Christopher; mientras que él, debido a su ausencia de empatía, se limita a realizar impecables razonamientos puramente lógicos, pero esencialmente erróneos en lo concerniente a los sentimientos.

Además, y dado que se supone escrito por el protagonista, muchos aspectos de la narración están artificialmente alterados de forma intencionada, como el propio ritmo e hilo de la historia, la coherencia de algunos elementos, o la forma de expresar las cosas. Abundan las descripciones excesivamente detalladas, fruto del carácter -observador en extremo- de Christopher, así como las explicaciones sobre los comportamientos aparentemente peculiares asociados a esta clase de enfermedades: evitar el contacto físico, abstracción profunda en tareas insustanciales (como contabilizar los coches por su color), trastornos del comportamiento (chillar o agredir a otras personas), etc.

Un libro absolutamente recomendable, que hace que reflexionemos y nos planteemos cómo ven las personas con ciertos problemas el entorno que nos rodea.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: